Tener un huerto en casa es cada vez más común entre las personas que quieren consumir productos orgánicos, y quienes quieren invertir su tiempo en pasatiempos productivos que además puedan proveerlos de alimentos.

Y es que no hay nada más saludable que consumir verduras saludables cultivadas por tus propias manos. Por tal motivo, aquí te decimos cuáles son algunas de las hortalizas que puedes cultivar fácilmente desde tu casa.

1. Zanahorias

Además de ser deliciosas, las zanahorias son muy fáciles de cultivar. Solo necesitas colocar las semillas en la tierra separando cada una por alrededor de 20 centímetros, asegurándote que el terreno esté bien labrado y abonado.

Después será suficiente con que las riegues aproximadamente 30 minutos dos veces a la semana, y sabrás que están listas una vez que broten de la tierra.

 

Zanahoria brotada de la tierra.

2. Tomates

Los tomates son fáciles de sembrar en tu propio huerto, además de ser ingredientes básicos en la alimentación de nuestro país, y lo mejor de todo es que solo necesitas preparar semilleros con pequeños recipientes y colocar una semilla en cada uno y regarlos.

Luego deberás esperar entre cinco y diez días a que germinen para que pases las plantas a macetas más grandes.

3. Lechugas

¿Quieres degustar lechugas tiernas y frescas? Solo debes esperar durante 6 u 8 días luego de sembrarlas para poder ponerlas en tu huerto, una vez ahí deberás regarlas de forma frecuente para que en 2 o 3 meses tengas el ingrediente principal de las ensaladas en tu mesa, y lo mejor de todo es que estará sembrado por ti mismo.

Hortaliza de lechugas

4. Papas

Las papas son deliciosas en cualquiera de sus presentaciones, ya sea cocidas, fritas o hervidas, como platillo principal o como guarnición, y lo más increíble de todo, es que estos tubérculos son muy fáciles de cultivar por ti mismo.

Solo deberás elegir un terreno en tu huerto con buenas condiciones y abonado. Una vez sembradas las semillas bastará con regarlas de 3 a 4 días por semana durante 2 o 3 meses, que es el tiempo aproximado en que estarán listas para llegar a tu mesa.