Los edificios híbridos

Los edificios híbridos, después de la pandemia se ha incrementado esta modalidad de inmuebles, ¿cuáles son sus particularidades?. ¿Podrían estos edificios responder a las necesidades del futuro?

 

La post pandemia

Después de que muchas oficinas en renta fueron desocupadas debido al trabajo home office obligado por la pandemia del Covid 19, muchas personas encontraron una buena solución para seguir obteniendo ingresos al rentar ésos espacios como habitación, gracias a este fenómenos se hizo más popular encontrar edificios en donde convergen las oficinas con los departamentos habitacionales, ello ha traído una nueva forma de convivencia dentro de éstos particulares inmuebles.

 

Las grandes urbes están cambiando

Ante la necesidad de vivienda cercana a los lugares de trabajo los barrios están también adaptándose, por tanto el surgimiento del edificio híbrido responde a esa necesidad social, ya que ya no es factible que los empleados pierdan horas de sus vidas al transportarse de casa a su sitio de trabajo. Sería ideal poder ubicarse para vivir en el mismo edificio en donde se trabaja, pero ésa es una utopía difícil de realizarse para la mayoría, pero el edificio híbrido la está contemplando, no dudemos que este sea el futuro de nuestra forma de vida.

 

El edificio híbrido y su historia

El concepto de híbrido surgió a finales del siglo XX, y ha sido empleado para describir diversas arquitecturas con múltiples usos interrelacionados. 

En el ámbito arquitectónico, se puede entender entonces al edificio híbrido como una mezcla de distintas especies, distintas variables cooperativas en cuanto a sus usos y funciones, las mismas que responden a las características urbanas y sociales propias de cada ciudad.

 

Los edificios híbridos son estructuras capaces de albergar entidades muy distintas y propician la interacción de distintos usos urbanos para combinar las actividades privadas con las propias al desempeño laboral.

En este caso estamos abordando el concepto de edificio híbrido como una estructura en donde se puede vivir y se puede trabajar, con todo lo que esto implica, les ha sido posible realizar ambas funciones sin perjudicarse la una con la otra.

 

Las reglas de convivencia

Al interior de estos edificios que se han ido transformando poco a poco, el reglamento ha cambiado, y por tanto se han tenido que modificar las reglas de convivencia. La experiencia ha sido de crecimiento para ambos tipos de ocupantes, sin embargo aún tienen muchos retos que enfrentar.

Para el caso de los edificios que están siendo previamente diseñados para estos dos usos: el habitacional y el de oficinas, han encontrado solución de la siguiente manera: al proyectar estos inmuebles muchas veces separan un uso del otro, lo que hace más fácil la convivencia, dividen el tipo de usos por áreas o pisos, (unos pisos para vivienda y otros para trabajar), de este modo la simbiosis no es tan agresiva.

Un ecosistema que facilita mucho la vida

De desarrollarse un sistema que facilitara a los empleados vivir en el mismo edificio que laboran, se crearía un nuevo tipo de ecosistema que sin duda facilita mucho la vida del trabajador, pero que tendría diversos inconvenientes también. ¿Tú qué opinión tienes acerca de esta idea?