En la esquina de Francisco I Madero y Eje Central se encuentra un edificio de 181.33 metros de altura. Se trata del primer rascacielos de México: La Torre Latinoamericana, uno de los edificios más asombrosos de la CDMX. En Fla.mx te contamos más sobre esta torre. 

Datos que no conocías sobre la Torre Latinoamericana

La Torre Latinoamericana destaca por altura, el mirador que tiene en la cumbre y su céntrica ubicación, entre más atributos. La  altura de la Torre Latinoamericana es de 181.33 metros -si se incluye la antena- distribuidos en 44 pisos. La Torre Latinoamericana cuenta con 720 escalones ¡woooow!, por eso todos los años se hace una carrera para subir por las escaleras. 

Hasta 1972 fue el edificio más alto de la ciudad de México desde su construcción en 1956. Incluso obtuvo el récord del rascacielos más alto del mundo fuera de Estados Unidos y por lo tanto de América Latina. 

Otra cosa que hace especial a esta Torre fue inaugurado como el primer y más grande edificio con fachada de cristal y aluminio, siendo también el único rascacielos en todo el mundo en estar en una zona sísmica lo cual sirvió de ejemplo para la cimentación y construcción de futuros edificios en el mundo.

La torre celebró su 50 aniversario en el año 2006. El 30 de abril de dicho año tuvo lugar una ceremonia que incluyó la reapertura de los pisos 38 al 44 que fueron remodelados; un museo de sitio y la develación de reconocimientos otorgados por El Instituto Mexicano del Edificio Inteligente (IMEI). 

Torre Latinoamericana

Así se construyó la Torre Latinoamericana

En un principio la Torre Latinoamericana fue construida para albergar La Compañía “La Latinoamericana Seguros, S.A.”, pero con el paso del tiempo a la torre se le fueron añadiendo corporativos. En el año de 1947 se autoriza la demolición del viejo edificio de “La Latinoamericana Seguros, S.A.” y se da inicio a la planeación y el proyecto de un nuevo edificio

De acuerdo con la historia de este edificio, se dice que se decidió la construcción de este inmueble con el fin de representar la imagen de La Compañía en México, el crecimiento de la ciudad y del país, algo así como una referencia de modernización en México.

Para la construcción del nuevo edificio la propuesta original consideraba una torre de 27 pisos, con pilotes de madera, estructura de acero y reforzado con concreto, el diseño arquitectónico tenía cierta semejanza con edificios vecinos, pero luego de una revisión al subsuelo se encontró que era posible diseñar un edificio de 40 pisos.

El recorrido que te dan por la Torre Latinoamericana te cuenta que “Conforme al avance del proyecto se agregaron tres pisos más y una antena de televisión que daba al edificio una altura total de 181.33 m. el más alto en América Latina”. 

La construcción de la torre requirió un amplio programa de investigación del subsuelo que en parte consistió en:

1.- Sondeo con muestras inalteradas hasta 50m. en el sitio del edificio.

2.- Instalación de piezómetros a 18, 28, 33 y 50m. en el lugar, en la banqueta y en la Alameda Central.

3.- Instalaciones de bancos de nivel en el lugar y en la Alameda.

Con esos datos se llegó a la conclusión de proyectar una cimentación estructural que crearía paradigmas en la ingeniería moderna, ya que el subsuelo de la ciudad es fangoso, con consistencia esponjosa y peligroso en casos de sismos. Por lo que el desafío era muy grande. 

Los cimientos de la Torre se hincaron en 361 pilotes de concreto de punta a 34 metros de profundidad hasta la capa resistente del subsuelo y una losa de cimentación a manera de cajón, que además sirve para empotrar la Torre a una profundidad de 13.50 m.

Para soportar un peso total de edificio de 25,000 toneladas, se construyó una estructura rígida de acero; que dan forma a 3 sótanos y a 44 pisos que se elevan a 139 metros, más una antena de 42 metros, totalizando 181.33 metros sobre el nivel de la calle. De allí que este lugar sea tan resistente. 

 

La resistencia de la Torre Latinoamericana contra los sismos 

La Torre Latinoamericana ganó prestigio a nivel mundial, por lo resistente de su estructura, pues en el fuerte terremoto el 28 de Julio de 1957, gracias a sus cimientos con estructura de acero y pilotes profundos. También resistió el temblor de 1985 y el del 2017. 

Pero en especial el terremoto de 1957, le hizo ganar un reconocimiento al recibir el premio del American Institute of Steel Construction (Instituto Americano de la Construcción de Acero), por ser el edificio más alto que jamás haya sido expuesto a una enorme fuerza sísmica, como atestiguan inscripciones en sendas placas en el vestíbulo y mirador del edificio. 

Torre Latinoamericana de noche

 

Por su parte, en la página oficial de la Torre Latinoamericana relatan que su prueba más dura vino durante el terremoto del 19 de Septiembre de 1985, en donde La Torre resistió sin problemas un sismo de máximo de 8.1 grados en la escala de Richter, cuya duración aproximada fue de poco más de 2 minutos. 

Actualmente se le considera uno de los edificios más seguros de la ciudad y del mundo. 

 

Con información de la Torre Latinoamericana