Llegó la hora de abandonar el hogar de tus padres, pero antes debes prepararte para hacerlo de la mejor manera. Si planificas comenzarás tu vida adulta con el pie derecho.

Lo primero que debes considerar son estos factores:

  • Eres responsable, tienes muy claros tus objetivos, si sueles ser una persona organizada, no te gastas todo tu dinero en compras innecesarias, fiestas o diversión.
  • Es muy importante que cuentes con entrenamiento previo para ser autosuficiente, es decir, que te muevas por la ciudad con facilidad, que sepas cocinar aunque sea solo lo básico, que puedas lavar tu ropa sin problema, incluso que tengas la costumbre de tener cuidados como desconectar los aparatos eléctricos, apagar la estufa antes de salir y otras cuestiones de seguridad. Debes cuestionarte si tienes la certeza de que podrás resolver los pequeños inconvenientes diarios.
  • Es necesario que cuentes con un trabajo o una entrada fija de dinero suficiente para solventar los gastos de vivienda, servicios, alimentación, ropa, ejercicio y diversión. Suena poca cosa, pero no lo es, sobre todo porque el aumento de los costos de ésos gastos ha sido exponencial durante los últimos años.
  • Debes tener ahorros suficientes para: pagar un depósito de renta o enganche para tu casa, adquirir los muebles y aparatos eléctricos, mudar los que ya tienes, contratar servicios y realizar algunas adaptaciones en tu nuevo hogar.

Si cuentas con todo lo anterior, felicidades es el mejor momento  para marcharte de casa de tus papás, ahora puedes comenzar a dar los primeros pasos:

1.- Busca departamento

Decidir entre comprar o rentar departamento depende de tus posibilidades, en el caso de rentar siempre te puedes apoyar en roomies con los que podrás dividir ése gasto. Al ir a ver departamentos no te decidas por el primero, visita al menos cinco inmuebles que te interesen en una zona lo más cercana posible a tu lugar de trabajo, recuerda que el costo de los traslados afecta directamente a tu bolsillo. Infórmate acerca de la seguridad de la zona, no tomes riesgos. También debes prestar especial atención a que el departamento no requiera demasiados arreglos o adaptaciones que puedan generar gastos extras. En Flat.mx encontrarás maravillosas opciones. 

Si llevas contigo a tu mascota pregunta si son admitidas en el edificio. No olvides indagar acerca de si se permiten en el conjunto habitacional ruidos, fiestas, en general cómo son sus reglas y si éstas no te afectan. Una vez que visites los departamentos que te interesan haz una lista de ventajas y desventajas para elegir la mejor opción.

2.-Da de alta los servicios

Una vez que firmaste contrato debes dar de alta los servicios, luz, gas, televisión de paga, internet, para ello debes tomar en cuenta que algunas de éstas compañías te piden un monto antes de instalar para que te prepares. Investiga los costos de varias empresas de internet y televisión para que a la larga no te resulte tan pesado pagarlos.

3.- Organiza tu presupuesto

La organización te ayudará mucho en todos los sentidos, en el caso del dinero debes tener mucho cuidado pues no puedes quedarte corto(a) en el presupuesto. 

Haz un listado de gastos fijos (comida, vivienda, luz, internet, televisión, gas, agua, mensualidad del coche, gimnasio, etc.) Asigna a cada uno la cantidad que requieres para cubrirlos y palomea cuando los hayas pagado. Para el caso de los gastos variables como son diversión, compra de ropa, compra de objetos no indispensables, etc. solo debes destinar un porcentaje mínimo de tus ingresos, esto para que puedas guardar un poco para imprevistos, anota cada gasto y cuando llegues al límite de lo que destinaste a los variables simplemente para.

El gasto en salud es un gasto variable pero muy importante, así que con ése guardadito podrás estar más tranquilo.

4.- No te endeudes

Cuida de no endeudarte de más, si cuentas con un crédito procura tomar solo aquello que estés en posibilidad de cubrir mensualmente, lo mismo pasa con la tarjeta de crédito,  debes ir con tiento pues en un descuido te puedes complicar.

5.- Los Roomies e invitados

Ahora este es tu hogar, debes cuidarlo y protegerlo, así que cuando vayas a admitir en él roomies o invitados , estás en la obligación de cerciorarse que son personas serias y responsables que no te van a meter en problemas. No invites a cualquiera a casa, mucho menos te arriesgues a admitir como compañero de departamento a quien no tienes la seguridad de que se va a comportar adecuadamente y que va a cubrir su mensualidad en tiempo y forma.

 

Una vez que conoces estos detalles seguramente tomarás la mejor decisión, no te apresures, pues siempre habrá el momento adecuado para hacerlo.

 

 

Referencia:

https://santandersmartbank.es/lifestyle/5-cosas-que-debes-tener-en-cuenta-a-la-hora-de-independizarte/