Cuando estamos empezando en las inversiones inmobiliarias algunos términos nos parecen confusos, tal es el caso de: ‘brokers y traders inmobiliarios’, mismos que aunque tienen actividades similares, existen diferencias muy marcadas en las labores que desempeñan cada uno y que queremos compartirte para que puedas identificarlos con mayor facilidad.

 

Sus funciones

A grandes rasgos, sus funciones son similares, pero ejecutan acciones diferentes, ya que los brokers realizan operaciones más seguras y fungen como intermediarios, mientras que los traders arriesgan más capital y pueden obtener comisiones altas. La importancia de reconocer sus diferencias radica en saber a quién debes recurrir ante determinada operación o transacción inmobiliaria.

 

El Broker

Sobre el Broker podemos decir que puede ser una persona o empresa inmobiliaria, se encarga de asesorar  a sus clientes para realizar inversiones inmobiliarias de manera acertada a través del análisis del sector, la economía y el contexto. Un broker inmobiliario debe ser aquel profesional capaz de efectuar diversas tareas que puedan agilizar el proceso de compraventa, arrendamiento, traspaso y más. Un Broker estructura datos del mercado inmobiliario. Tiene conocimientos bastos en inversiones inmobiliarias. Sabe negociar los porcentajes de inversión para desarrollos inmobiliarios Identifica oportunidades y ventajas. Tiene contacto con diversas estancias notariales, de gobierno y más. Conoce las leyes relacionadas con los bienes raíces.

 

El Trader

Sobre el Trader se puede afirmar que es la persona que se encarga de comercializar y realizar transacciones de compra y venta a través de activos financieros ubicados en los grandes mercados. Su objetivo se basa en obtener liquidez a través de dichas operaciones para a la par ayudar a diversos inversores con asesorías. Los trader utilizan las plataformas que los mismos brókers extienden para entender oportunidades del mercado bursátil. Realizan operaciones de inversión para obtener mayor liquidez. Te asesora completamente sobre las mejores ventanas de oportunidad. Realiza operaciones de alto riesgo.