Rentar una casa es un negocio que tiene sus secretos

No es nada fácil lanzarse a rentar una casa o depa, pues es necesario investigar cuáles son los procedimientos para no poner en riesgo nuestra propiedad. 

Lo primero que debes saber es que:

La única forma que vas tener para demostrar que el arrendatario incumplió con el pago de su renta, es con la emisión de los recibos de arrendamiento; el propietario tendrá que demostrar que emitió los comprobantes fiscales para que la ley funcione a su favor. 

Para emitir los comprobantes fiscales, deberás tributar en el Régimen de Arrendamiento si eres dueño de un bien inmueble como una casa, edificio, departamento, local comercial, terreno o bodega y autorizas a otras personas para que lo utilicen por un tiempo y fines establecidos a cambio de una cantidad periódica de dinero (renta).

Si además obtienes ingresos por actividades empresariales puedes optar por tributar en el Régimen de Incorporación Fiscal, siempre que tus ingresos por ambas actividades no superen los 2 millones de pesos anuales.

Para mayor información accede a las “Disposiciones Fiscales aplicables al régimen de arrendamiento”, donde podrás consultar específicamente los ordenamientos jurídicos de tu actividad y cumplir con tus obligaciones fiscales.

¿Qué impuestos paga el régimen de arrendamiento?

Es importante consultar con un contador, pero en general de acuerdo con la ley del Impuesto Sobre la Renta (ISR), este impuesto tiene un monto que va de 1.92% a 35%, de acuerdo del monto de la renta. En el caso de la deducción ciega, si por ejemplo, el importe de arrendamiento es de 10,000 pesos mensuales, o 120,000 pesos al año, se pagaría ISR sobre 78,000 pesos anuales.

La segunda cosa que debes hacer es calcular cuánto debes cobrar de renta

Al calcular el monto de la renta a cobrar mensualmente por tu casa, debes incluir el impuesto que vas a tener que pagar. También debes darte a la tarea de investigar con un pequeño estudio de mercado, el costo promedio de casas similares en la zona para ser competitivo.

La tercera cosa más importante a la hora de rentar, que debes contemplar es el contrato

El contrato de arrendamiento es el documento legal que va a respaldar tanto al arrendador como al arrendatario durante todo el periodo en el que el inmueble permanezca alquilado.

 

En un contrato de arrendamiento:

 

El arrendatario es la persona que paga por disfrutar del bien. 

El arrendador es el propietario del bien. 

La renta es la cantidad de dinero que el arrendatario paga periódicamente al arrendador por usar el bien. 

El subarrendamiento es una modalidad mediante la cual el arrendatario concede, con autorización del arrendador, el uso temporal del total o parte del bien a una tercera persona

 

Consejos para rentar

El contrato

 

Existen varios machotes; sin embargo, antes de elegir un modelo de contrato no olvides consultar qué condiciones debes incluir en el contrato de arrendamiento, para ello debes informarte bien o consultarlo con un abogado para no tener problemas posteriores.

 

Una vez que contemplaste los puntos anteriores…

Entonces podrás continuar con esta lista de consejos que te serán muy útiles para emprender este proyecto.

 

  • Haz una lista de pendientes con éstos consejos, así podrás realizar lo necesario de manera práctica y segura.
  • Remodela o haz los arreglos: pertinentes para que los inquilinos puedan vivir en una casa sin desperfectos, esto es parte fundamental para que decidan rentar tu inmueble.
  • Manda a hacer una lona con tu número de teléfono o los de las personas encargadas de mostrar la propiedad, los metros, número de recámaras y alguna otra característica importante.
  • Saca fotos claras de la fachada y de las principales áreas de la casa, sobre todo de las que más te gustan para publicar anuncios, o enviarlas por correo o whatsApp a quienes se interesen por la casa, esto en caso de que te las pidan.
  • Anuncia tu casa en redes sociales.
  • Haz una ficha técnica con los metros, número de habitaciones, ubicación exacta, estado de la propiedad, etc., esto para que te sea más fácil dar informes o publicar anuncios.
  • Por seguridad solo muestra la propiedad previa cita.
  • Mantén limpia y ordenada la casa, recuerda que de la vista nace el amor.
  • Apóyate de la ficha técnica para dar los datos exactos a quien visita la casa. También lleva escritos los requisitos necesarios para rentarla. 
  • Sé puntual y serio a la hora de mostrarla, las citas para firma de contrato y cualquier otra ocasión, pues esto mantendrá la relación comercial seria y muy formal. 
  • Lleva una bitácora con los datos de cada persona, con fecha y hora, de las personas que visitan la propiedad.
  • Si acaso algún amigo o familiar desea rentarla, mantén todo dentro de la formalidad que requiere este trato comercial, para después no lamentar informalidades de los inquilinos, sean quienes éstos sean. Pide la documentación y la firma de contrato a todos por igual, así se trate de un hermano, deberás seguir un protocolo para proteger tu propiedad.

 

Establece una lista de requisitos para quien te va a arrendar la casa: 

  1. Que presente sus recibos de nómina o declaración de ingresos ante el SAT y que el monto de la renta sea máximo 30 % de sus ingresos.
  2. Que presente cartas de recomendación por parte de sus jefes de trabajo.
  3. Que pague un depósito y un anticipo de renta. 
  4. Que te presente original y copia de su credencial para votar vigente, investiga su nombre por internet para saber si ha tenido problemas con anteriores caseros.
  5. Que firme un contrato de arrendamiento frente a ti, debe corresponder su firma con la de su identificación.
  6. Que cuente con un aval con propiedad en la misma ciudad que se encuentra la casa que vas a rentar. Debes realizar una investigación en el registro de la propiedad para verificar que no cuente con algún adeudo. El aval también debe presentar su credencial vigente y firmar el contrato de arrendamiento como aval personalmente frente a ti.
  1. También existe la modalidad de que te firme el aval doce pagarés, puedes pedirlos además de su firma como aval.
  2. Cada año se deberá renovar contrato, y cada año también el arrendatario debe presentar un aval. Así mismo, debe aportar un tanto de dinero que actualizará la cantidad que queda en depósito, la cual debe corresponder a un mes de renta, por lo que hay que actualizarlo año con año. En general se debe seguir con la misma política que la primera vez que se firmó un contrato con el mismo arrendatario, no te confíes.
  3. Al subir el monto de la renta anualmente, consulta la ley vigente en el código civil de la ciudad en donde se encuentra tu propiedad. En la Ciudad de México, el Artículo 2448-D del Código Civil establece que las viviendas podrán tener un aumento de hasta 10% y no más de esa cantidad.

 

No olvides investigar todo lo relacionado al negocio de rentar un inmueble, pues mantenerte informado de lo que dicta la ley y de tus obligaciones fiscales te ayudarán a no pasar por malos momentos a la hora de rentar tu propiedad. Conviértete en un experto en este tema, pues para que un negocio funcione debes involucrarte al máximo.

 

https://obras.expansion.mx/inmobiliario/2022/06/08/cuanto-pueden-subir-la-renta-mexico-2022#:~:text=Para%20vivienda&text=Lo%20permitido%20var%C3%ADa%20de%20acuerdo,no%20m%C3%A1s%20de%20esa%20cantidad.

 

https://www.sat.gob.mx/consulta/26986/lo-que-debes-conocer-de-tu-regimen-