¿Invertir en un Airbnb es buena idea?

La creación de un nuevo proyecto es un concepto plural y multidimensional, así ocurre con la idea para invertir en una propiedad para rentar en Airbnb; sobre todo, es asumir que el desarrollo de dicho proyecto es un proceso continuo de aprendizaje, estos consejos te van a servir para que este proceso te sea más simple.

Elegir la propiedad

Elegir una propiedad para invertir y rentar en Airbnb debe ser un paso planeado con riguroso cuidado, partiendo de que es necesario que el inmueble se encuentre en una ciudad grande, o un sitio muy turístico. Una vez elegida la ciudad entonces deberá concentrarse en una zona muy céntrica y agradable.

 

Visitar varias opciones

Antes de invertir en un Airbnb…

Haz recorridos para visitar varios inmuebles. Realiza un cuadro comparativo con los precios, metraje y características de cada propiedad. Las casas para remodelar pueden ser una buena opción, ya que salen más económicas, no dejes de visitar algunas.

No te apresures, elige la propiedad que mejor se adapte al concepto de renta para viajantes, no te dejes llevar por lo que tu estilo de vida requiere, concéntrate en las posibles necesidades de turistas.

 

El inmueble ya se encuentra listo

Una vez que ya tienes el inmueble con las reformas necesarias y amueblado, entonces procede a buscar quien se encargue de limpiarla, entregar las llaves, vigilar que todo se encuentre en excelentes condiciones, tal vez una especie de administrador. Si planeas encargarte tú mismo recuerda que es una labor que requiere tiempo, pues hay que hacer los pagos de servicios, mantener todo en perfecto orden, preparar el espacio antes de cada llegada, estar pendiente cuando llegan los inquilinos, y cuando se van…

Ser anfitrión Airbnb 

Debes definir antes de inscribirte un precio para cobrar por noche, decide también los mínimos y máximos de estancia.

Para establecer un buen precio consulta dentro de la misma plataforma en cuánto se rentan propiedades similares que están ubicadas cerca de  tu propiedad  y elige una tarifa competitiva. 

Establece el horario de llegada y salida. Toma en cuenta que debe haber suficiente tiempo de preparación entre una reservación y la siguiente.

Redacta cuáles serán las reglas de la casa, tómate tu tiempo para definirlas.

Listo para ser anfitrión Airbnb

Cuando todo está listo para ingresar a la plataforma de Airbnb, es muy sencillo, lo primero que debes hacer es seleccionar un tipo de alojamiento ya que los huéspedes quieren saber qué esperar cuando reservan tu inmueble.

Los tipos de alojamiento son los siguientes:

Alojamiento entero

Los huéspedes tendrán todo el espacio para ellos, con entrada independiente y sin áreas compartidas. Un alojamiento entero normalmente suele incluir una recámara, un baño y una cocina.

No olvides indicar si vas a estar en la propiedad (por ejemplo, “El anfitrión ocupa el primer piso de la casa”).

 

Habitación privada

Los huéspedes disponen de una habitación privada para dormir, las otras áreas, como la cocina o la sala, son compartidas.

¿Los huéspedes tienen su propio baño? Acláralo en la descripción.

 

Habitación compartida

 Los huéspedes duermen en una habitación o área común que podrían compartir con otras personas. Te recomendamos que indiques con cuántas personas van a compartir el espacio.

Airbnb