Conoce qué es el leasing inmobiliario y cuáles son sus principales características y claves para que funcione

El leasing inmobiliario es una de las tantas opciones con las que cuentas para adquirir una vivienda en México. De hecho, tanto empresas como particulares, han disfrutado de los beneficios de este modelo financiero. Destacando que puede resultar mucho más atractivo que los préstamos hipotecarios tradicionales.

Pero, ¿Exactamente qué es el leasing inmobiliario? Te lo contamos todo a continuación.

¿Qué es el leasing inmobiliario?

Como te comentamos anteriormente, el leasing inmobiliario es un modelo financiero que se ha posicionado como la alternativa ideal al préstamo tradicional, ya que te permite adquirir, con mayor flexibilidad, una casa u otros bienes.

Concretamente, el prestamista establecerá un lapso de alquiler con opción a compra al finalizar el contrato, para que puedas ingresar a la vivienda rápidamente, y obtener un poco más de tiempo para reunir el dinero de la misma (en caso de que desees comprar).

Así, durante el plazo del alquiler, el arrendador te cederá el uso del activo a cambio de que le pagues una cuota cada mes. Por lo que, al finalizar el contrato, tendrás que pagar el valor que resta.

leasing-inmobiliario

Para que entiendas de forma más sencilla, te mencionamos algunas cualidades del modelo de leasing inmobiliario:

 

  • En el leasing inmobiliario, la titularidad no se transfiere. En su lugar, solo se concede el derecho de utilizar los bienes en cuestión.
  • Por otro lado, cada cuota de pago consta de 2 principales componentes, el de amortización, que no es más que un porcentaje de valor del bien; y los gastos financieros, pertenecientes al interés del leasing inmobiliario.
  • El leasing inmobiliario también tiene como característica principal la opción de compra. Es decir, esta no es una obligación.
  • El dueño tiene la oportunidad de beneficiarse del inmueble, mientras que el arrendatario no esté seguro si quiere adquirirlo o no. Lo que representa una ventaja para ambos, porque pueden pensar si es conveniente o no la compraventa del bien.
  • Muchos contratos de leasing inmobiliario tienen un plazo mínimo de arrendamiento.

¿Cómo funciona el leasing inmobiliario?

Teniendo en cuenta todo lo explicado anteriormente, ya debes tener una idea del funcionamiento de este tipo de financiamiento. Sin embargo, te aclaramos un poco más sobre el tema.

En el leasing inmobiliario, el arrendador te cederá el uso de su casa o inmueble a cambio de que le pagues una cuota con intereses cada mes. Esto tendrá un período de tiempo establecido, por ejemplo, por 5 años.

Al finalizar este período, también lo hará el contrato. Por lo que tendrás una decisión que tomar entre: comprar el inmueble, pagando el resto de su valor, o regresarlo a manos del propietario.

En caso de que decidas comprarlo, tendrás que abonar la diferencia entre el precio total y el dinero que pagaste como concepto de arrendamiento durante los 5 años que duró el contrato.

Pero no te preocupes, que lo más probable es que se consideren otras formas de financiación para que puedas concretar la compra, como una hipoteca. De hecho, podrías elegir entre cuotas fijas o variables, pero siempre tendrás que pagar intereses e impuestos.

En este sentido, se puede decir que todo contrato de leasing inmobiliario debe contar con 3 integrantes claves:

  • El propietario: que es la persona que planea vender y arrendar su inmueble.
  • El Arrendatario: que es quien precisará el uso de la vivienda, es decir, tú.
  • Sociedad de arrendamiento financiero: serán quienes financiarán la adquisición del inmueble y cederán su utilización al arrendatario.

Por lo que si te ofrecen un contrato independiente que no conste con alguna de estas partes, probablemente lo mejor sea que lo evalúes con algún experto o busques otra opción un poco más confiable.

Beneficios del leasing inmobiliario

Igualmente, es importante destacar cada uno de los beneficios del leasing inmobiliario, entre los que podemos destacar:

  • Cuentas con la opción de financiar hasta el 100% del inmueble que necesitas.
  • No inmovilizarás demasiados recursos para comprar una casa.
  • El precio de la vivienda se establecerá desde el principio y no podrá cambiarse en un futuro. Por lo que podrás planificar mejor tus finanzas.
  • Muchas de las cuotas de amortización del leasing inmobiliario se consideran como un gasto tributario. O sea, las puedes deducir como gasto de tus impuestos.
  • Podrás abonar el IVA de manera escalonada en cada cuota, no desde el inicio. Lo que representa una menor presión económica.

Conclusiones

El leasing inmobiliario puede ser la mejor opción para adquirir cualquier propiedad, ya que te brinda flexibilidad, una vivienda segura y muchas opciones de financiamiento.

Pero si sientes que necesitas un poco más de ayuda, nosotros te podemos apoyar con nuestro servicio de crédito hipotecario donde simplificamos tu trámite, ayudándote a encontrar el financiamiento adecuado para ti.

Simula el crédito que necesitas y nos pondremos en contacto contigo para asesorarte con el resto. De esta forma, podrás estar completamente seguro de lo que necesitas y lo que podrás pagar, sin llevarte sorpresas en el camino.