7
 min de lectura
14
 de 
9
2023

¿Cómo lidiar con la humedad en casa?

Descubre cómo evitar la humedad en casa con estos consejos prácticos. Mejora la calidad del aire y el bienestar de tu hogar.

Equipo Editorial Flat
Redactores
mujer sosteniendo balde para gotera para humedad en casa
Tabla de Contenidos
Sobre Flat.mx

Revolucionamos los bienes raíces en México. Todo lo que necesitas en un solo lugar.

Conoce más
Compártelo

Te mudas a tu nuevo hogar, sea una casa en venta que adquiriste o una casa que construiste hace meses.

Todo es novedad, alegría y paz hasta que un buen día empiezas a notar manchas en los muros de tu casa. ¡Estás ante un problema de humedad! ¿Qué significa esto, qué hacer?

La humedad en el hogar es un problema común que puede afectar tanto a casas nuevas como a antiguas. La falta de ventilación, la condensación, las fugas de agua, son algunas de las diversas causas que pueden originar este problema. 

Si no se trata adecuadamente, la humedad puede causar una serie de implicaciones en la salud de las personas, como asma, alergias y demás problemas respiratorios. También puede provocar daños en la estructura del hogar, tales como la aparición de moho y el debilitamiento de la estructura de la casa.

Por eso es importante tomar medidas para prevenir y tratar la humedad en casa.

¿Hay un límite para la humedad en casa?

Si bien puede ser molesto o incluso antiestético, la humedad es algo normal, pues es parte de una condición ambiental. El problema surge cuando la humedad rebasa ciertos niveles y esto empieza a impactar negativamente al hogar y a quienes lo habitan.  

Algunas fuentes y expertos señalan que los índices de humedad relativa recomendados en el interior del hogar deben estar entre el 40 y el 60 %. Dichos porcentajes tienen sus motivos:

  • La supervivencia de la mayoría de las bacterias y virus que se transmiten por el aire se minimiza cuando hay humedades relativas entre el 40 y el 70 %.
  • Microorganismos como ácaros y hongos, existentes en zonas con gran presencia de humedad y asociados a esta, no sobreviven cuando la humedad es menor al 50 %. La mayoría de los hongos no pueden subsistir si hay menos del 60 % de humedad relativa.
humedad en casa

Tipos de humedad en casa

Es importante entender que la humedad en casa se puede clasificar principalmente en 3 tipos de acuerdo con sus causas o su origen: 

1. Humedad en casa por condensación

La humedad por condensación es el tipo más frecuente en las viviendas y se produce cuando el vapor de agua presente en el aire se transforma a estado líquido. Acciones como cocinar, ducharnos, etc., generan vapor de agua que cargará de humedad el aire de la casa. Un exceso de humedad en el aire provocará manchas de moho perjudiciales para la salud y estéticamente desagradables.

A su vez, hay dos tipos de humedades por condensación: las superficiales que suelen originarse por el cambio térmico entre la temperatura interior y exterior dentro de las viviendas; y las intersticiales que se dan en la pared interna de las paredes con cámara de aire.

2. Humedad en casa por capilaridad

Este tipo de humedad es frecuente en casas con jardines, terrazas o edificaciones asentadas en zonas de acuíferos y aparece cuando las paredes absorben el agua del subsuelo, lo que generalmente se debe a la impermeabilización deficiente de algunos materiales de construcción que actúan como “esponjas”.

Algunas señales de este tipo de humedad que se pueden observar en muros y tabiques afectados son que la pintura de los muros se empieza a cuartear y a botar, las molduras de los muros se ven abombadas, el yeso se fragmenta, hay olor a humedad, la madera se pudre.

La humedad por capilaridad observada en los muros puede alcanzar una altura de metro y medio. Es posible solucionarla eligiendo materiales adecuados como las baldosas hidráulicas modernas, impermeabilizadas y resistentes a la humedad.

3. Humedad en casa por filtración

Se presenta en edificaciones que se encuentran por debajo del terreno, respecto al exterior. Ocurre cuando la edificación pasa por un proceso de filtración lateral, causado porque el agua contenida en el terreno empuja y traspasa los distintos materiales de construcción.

escalera con pared al fondo

¿Cómo afecta a la salud la humedad en casa?

La Organización Mundial de la Salud, OMS, en su publicación Guía sobre la calidad del aire interior: humedad y moho, establece que hay una relación directa entre la presencia de humedades en los edificios y el riesgo de aparición de infecciones respiratorias, asma, bronquitis y rinitis alérgica. A continuación te compartimos más detalles: 

  • Infecciones de vías respiratorias. Si al respirar entran en los pulmones pequeñas esporas del moho, pueden causar problemas respiratorios, especialmente en individuos que ya presentan alguna alteración o padecen asma.
  • Asma. La humedad en las paredes, el moho e incluso objetos como alfombras y peluches pueden ser factores de riesgo para que niños entre 1 y 7 años desarrollen la enfermedad.
  • Alergias. Los síntomas de las alergias pueden agravarse con factores como la humedad en casa, pues estas zonas presentan grandes poblaciones de ácaros, que pueden causar alergias de tipo respiratorio.
  • Reacciones alérgicas causadas por el moho y sus esporas. Si la persona es especialmente sensible a estos microorganismos, al respirarlos o tener contacto directo con ellos aparecerán síntomas de alergia como lagrimeo constante, picazón de ojos, congestión nasal, irritación de garganta y dolor de cabeza.  En casos extremos, la alergia a los hongos puede convertirse en aspergilosis, una grave afección de las vías respiratorias.
  • Dolencias reumáticas y óseas. Vivir en ambientes húmedos empeora los síntomas de dolencias reumáticas, como artritis o artrosis, y óseas, especialmente si se padece algún grado de debilidad ósea (osteopenia u osteoporosis).
  • Migrañas. Los síntomas propios de las migrañas o cefaleas tensionales crónicas pueden agravarse en ambientes excesivamente húmedos.

¿Cómo puede afectar a mi casa la humedad?

Además de las consecuencias para la salud de los habitantes del hogar, que como ya vimos pueden tornarse graves, la propiedad también sufrirá daños, entre los que se cuentan: 

  • Daños estructurales. Son desperfectos que aparecen en los elementos que sustentan una edificación como lo son muros, techos, columnas, vigas. Los problemas de humedad deterioran los materiales de construcción, dañando así la estructura del inmueble.
  • Más gasto energético. El gasto energético de una vivienda puede aumentar hasta un 30 % si presenta humedades, débito a que las humedades generan corrientes de aire frío, por lo que las estancias son más difíciles de calentar y, por lo tanto, se tiene que aumentar la temperatura de la calefacción, lo que incrementa el gasto energético y económico.
  • Deterioro estético. La humedad, al causar daño en los materiales de construcción de la vivienda, manifiesta desperfectos estéticos como abombamientos en la pared, roturas de materiales, grietas, cuarteaduras, deterioro de las molduras, entre otros.

¿Cómo combatir problemas de humedad en casa?

Si bien la humedad es una condición natural del medio ambiente, hay acciones que pueden ayudar a evitar sus efectos nocivos, o bien, a combatirlos. Aquí te compartimos algunas: 

1. Ventila tus espacios

Puede parecer muy básico pero en ocasiones, por el diseño de la vivienda o por falta de tiempo, no es posible ventilar adecuadamente tus espacios. Es un hábito que será muy benéfico para tu hogar y para quienes lo habitan, especialmente si tu propiedad se ubica en zonas de clima húmedo.

2. Impermeabilizar y canalizar 

Si tu vivienda presenta problemas de humedad por filtraciones es importante contar con la ayuda de profesionales para impermeabilizar todas las zonas afectadas por fisuras, sellar las paredes, tejados y terrazas y canalizar las corrientes subterráneas que puedan provocar humedades en la vivienda.

3. Usa un deshumidificador 

Este electrodoméstico absorbe y drena la humedad en el ambiente de forma fácil. Es uno de los métodos más habituales para reducir la humedad en casa y es imprescindible en zonas frías o muy lluviosas.

4. La sal como deshumidificador 

La sal puede funcionar como un deshumidificador casero a pequeña escala y puede ayudarte con algunos problemas de humedad. Coloca un kilo de sal gruesa en un recipiente plano y ubícalo en las zonas más afectadas para que absorba la humedad.

5. Tiende la ropa en exteriores

La ropa mojada añade humedad a la vivienda por lo que se recomienda evitar en la medida de lo posible tender dentro de casa. Aprovecha los días soleados para tender la ropa en el patio o espacios donde la luz solar y el viento te ayuden a secar las prendas. Si vives en zonas con poco sol, usa una secadora.

renovación de espacios

Conclusiones

¿Qué te parece esta problemática y las soluciones que te compartimos? ¿Agregarías otras recomendaciones? Si tu vivienda presenta problemas a causa de la humedad, recuerda que tenemos un servicio de renovaciones.

Agenda una cita para contarte más al respecto y ayudarte a dar mantenimiento a tu hogar. ¡Queremos que tu hogar sea un auténtico sitio de descanso y disfrute!

Escrito por el
Equipo editorial de Flat.mx
Víctor Noguera
Víctor Noguera
Co-fundador
Bernardo Cordero
Bernardo Cordero
Co-fundador
Raúl Pacheco
Raúl Pacheco
Operaciones
Clarisa Cué
Clarisa Cué
People & HR
Juancho Rossi
Juancho Rossi
Tecnología
Germán Padilla
Germán Padilla
Arquitectura

Otros artículos