min de lectura
14
 de 
6
2023

¿Cuáles son los plazos hipotecarios para pagar un crédito?

¿Vas a comprar tu casa y no sabes en qué tiempo te conviene pagarla? Aquí te contamos sobre los diferentes plazos hipotecarios que puedes elegir.

Equipo Editorial Flat
Redactores
Plazos hipotecarios
Tabla de Contenidos
Sobre Flat.mx

Revolucionamos los bienes raíces en México. Todo lo que necesitas en un solo lugar.

Conoce más
Compártelo

Al momento de solicitar un crédito hipotecario para adquirir una propiedad, es importante saber qué son los plazos hipotecarios y cuáles son sus tipos, ya que eso determinará el tiempo en el que deberás saldar tu deuda.

Por esa razón, te explicaremos todo lo que debes saber al respecto para tomar una mejor decisión cuando decidas adquirir una propiedad a través de un crédito hipotecario.

¿Qué son los plazos hipotecarios?

El crédito hipotecario es un préstamo que dan las instituciones financieras para poder comprar, remodelar o construir una propiedad. Los plazos hipotecarios son el periodo de tiempo que se estipula en el crédito hipotecario para devolver el dinero que se prestó.

Según datos del Banco de México, en promedio, los plazos hipotecarios tienen una duración de entre 10 y 20 años, aunque hay otras instituciones que permiten extender el plazo hasta por 25 o 30 años.

Estos datos pueden variar dependiendo de muchos factores, como el precio de la propiedad y la institución financiera donde hayas decidido solicitar tu crédito hipotecario.

¿Cuáles son los tipos de plazos hipotecarios?

Antes de tomar una decisión respecto a tu crédito hipotecario, es importante que sepas cómo se clasifican los plazos hipotecarios. Lo fundamental es considerar que ambos tipos están relacionados directamente con la cantidad de años del endeudamiento.

Los plazos hipotecarios se pueden clasificar en cortos o largos. Sus principales características son:

Plazos hipotecarios cortos

Las hipotecas a corto plazo están pensadas para ser liquidadas en plazos hipotecarios no mayores a 15 años. Una de las ventajas de pagar en poco tiempo es que esto genera menos intereses. La desventaja es que la carga financiera mensual puede ser muy elevada porque pagarás mensualidades más altas.

Se recomienda este tipo de plazo para las personas que tienen ingresos elevados y estables. Considera que pagar en menos tiempo te ayudará a saldar la deuda más rápido para después enfocarte en otras metas.

Plazos hipotecarios largos

Se refiere a los créditos que están destinados a liquidarse en plazos hipotecarios mayores a 15 años. Una de las ventajas de este tipo de plazos hipotecarios es que las mensualidades suelen ser más reducidas, por lo que podrás destinar el resto de tu dinero a otros proyectos.

El inconveniente principal es que como los pagos son pequeños, tardarás mucho más en saldar la deuda. Además, las tasas de interés son mucho más elevadas que en los plazos hipotecarios cortos.

Al momento de solicitar tu crédito hipotecario, considera si planeas pagar poco para pagar cómodamente o mucho para liberarte más rápido de la deuda.

¿Qué debes considerar al momento de seleccionar los plazos hipotecarios?

Al momento de analizar los plazos hipotecarios de tu crédito, es importante que además de considerar si deseas que sean cortos o largos; tomes en cuenta los siguientes aspectos:

Edad

La edad es un factor crucial al momento de pensar en tus plazos hipotecarios. Todas las instituciones financieras tienen restricciones en este aspecto y no permiten que personas que superen los 65 años accedan a un crédito hipotecario.

Si tienes menos de esa edad y quieres tener un crédito hipotecario, lo mejor es que busques la forma de tener plazos hipotecarios pequeños. Por ejemplo, si tienes 30 años y escoges un plazo de 20 años, terminarás de pagar cuando tengas 50 años, pero si escoges uno de 10, te liberas de la deuda a los 40 años.

Monto de las cuotas

Los plazos hipotecarios se relacionan directamente con la mensualidad que vas a pagar. Es decir, si tus plazos hipotecarios son altos, pagarás una cantidad menor, pero si tus plazos hipotecarios son bajos, pagarás más.

Esto se debe a que los plazos hipotecarios indican el número de mensualidades que vas a cubrir hasta liquidar tu crédito hipotecario. Por esa razón, debes considerar tu capacidad de pago para determinar cuánto puedes pagar al mes y cuántos plazos hipotecarios te convienen.

Lo importante es que el monto de la mensualidad te permita seguir cubriendo gastos esenciales como internet, luz, agua, transporte, colegiaturas, alimentación, servicios de salud, etc.

Tiempo que deseas pagar

Considera que el crédito hipotecario es un préstamo que estás recibiendo y que, por lo tanto, será una deuda que tendrás por un periodo determinado. Al momento de seleccionar los plazos hipotecarios conviene analizar si quieres terminar de pagar en 10, 20 o 30 años.

Lo ideal es seleccionar plazos hipotecarios cortos para pagar más rápido, aunque la mensualidad aumente. Recuerda que al final saldrás más rápido tu deuda. Sin embargo, es importante analizar la opción que sea más cómoda para ti.

Ingresos

Recuerda que tus ingresos son fundamentales para determinar tu capacidad financiera. En primer lugar, porque las instituciones financieras jamás te van a prestar más dinero del que tú puedas pagar y en segundo lugar, porque mientras pagas la hipoteca; debes cubrir otros gastos básicos.

Sugerimos hacer un cálculo que te permita conocer tu capacidad de endeudamiento y, por lo tanto, identificar cuánto puedes destinar a tu crédito hipotecario.

En Flat.mx te ayudamos con un simulador de crédito hipotecario que te ayudará a saber cuánto tendrías que pagar de acuerdo al valor de la propiedad que te interesa, así como el plazo en el que te gustaría liquidarla.

cintillo simulador de crédito

Antes de hacer el cálculo, será conveniente que identifiques estos tres factores:

     
  • Ingresos: Haz un conteo de todas las fuentes de ingresos que tienes.
  •  
  • Egresos: Determina aquellos gastos que no se pueden evitar, como el pago de colegiaturas, alimentación, transporte, etc.
  •  
  • Deudas: Calcula el dinero que debes destinar para el pago de otras deudas activas como el pago de tu auto, créditos en tiendas de conveniencia, tarjetas de crédito, etc.

Una vez que tengas el registro de la información anterior, considera que los expertos afirman que la capacidad de endeudamiento de una persona corresponde al 30 % o 35 % de los ingresos. Así mismo, debes considerar todos tus gastos fijos.

El cálculo de tu capacidad de endeudamiento se obtiene con la siguiente fórmula:

Capacidad de endeudamiento=(ingresos mensuales-gastos fijos)*.35

Conocer tu capacidad de endeudamiento te ayudará a conocer la cantidad que podrás pagar de forma mensual sin comprometer otros gastos importantes y sin atrasarte.

Conclusiones

Ahora que ya sabes lo que son los plazos hipotecarios, es momento de analizar todos los puntos anteriores antes de solicitar un crédito. Si tienes dudas al respecto, no olvides comunicarte con el equipo de Flat.mx, recuerda que con nosotros siempre recibirás asesoría durante todo el proceso de compra de propiedades, para que tener tu casa propia sea algo rápido y simple.

Escrito por el
Equipo editorial de Flat.mx
Víctor Noguera
Víctor Noguera
Co-fundador
Bernardo Cordero
Bernardo Cordero
Co-fundador
Raúl Pacheco
Raúl Pacheco
Operaciones
Clarisa Cué
Clarisa Cué
People & HR
Juancho Rossi
Juancho Rossi
Tecnología
Germán Padilla
Germán Padilla
Arquitectura